jueves, 12 de enero de 2017

Canciones a flores saben a mil amores

A veces necesitas una canción o simplemente un susurro para oír que aún estás despierto y que no has caído en tu propio olvido. No son pocas las veces que recurro a tus letras mientras en Plantukis escribo que recordar cuál es mi objetivo, sin banderas ni colores solo con todos los sentidos gritarle al vacío y que el hueco por fin haga mucho ruido. Mil gracias Roberto Iniesta por la siguiente letra. Os recomiendo que os compréis el cd y descubráis muchos más sonidos. También agradecer a 賴勝利 estas preciosas fotos.

Para estar contigo las horas,
para estar contigo despierto,
para hacerle al mundo mejoras
y para volar, necesito tiempo.
Únicamente tiempo.
Para ver crecer amapolas,
para estar contigo en las nubes,
para celebrar el momento
y para ser mejor, necesito tiempo.
Únicamente tiempo.
Andar, lo que es andar, anduve
encima siempre de las nubes,
saltando sobre el fuego de una hoguera
de una noche de San Juan.
Y otra primavera
que ha tenido que marchar.
Del tiempo perdido
en causas perdidas,
nunca nunca me he arrepentido,
ni estando vencido,
cansado, prohibido.
Si me caigo y no me levanto,
si lo olvido, recuérdame
que yo soy un poeta
y mi vida una letra
que escribo en hojas en blanco.
Si olvidara decir
que depende de mí
que un rojo atardecer,
que aún está sin mirar,
se mirara y, feliz,
se pudiera marchar…
Si lo olvido, recuérdamelo
y, si lo olvido, recuérdamelo,
que yo soy un poeta
y que mi vida, ¡yepa!,
la escribo en hojas en blanco.
Puede que haga bien, puede que en remar
contra la corriente.
Del tiempo pasado
yendo a la deriva,
nunca nunca me he arrepentido,
ni estando, del ala,
tocado y hundido.
Solo si me ves, he llegado ya,
y todo lo demás no es nada.
¿Qué importa el ayer si he vuelto a nacer
anoche de madrugada? Y todo lo demás…
todo lo demás no es nada.
Presiento que el frío de mi mirada,
queriendo no herirte nunca en nada,
tal vez te engañe y te haga pensar que
no siento nada.
Queriendo no equivocarme en nada,
por cierto, fallé alguna jugada y,
tal vez te extrañe, no me arrepiento
tal vez de nada.
Andar, lo que es andar, anduve
encima siempre de las nubes,
saltando sobre el fuego de una hoguera
de una noche de San Juan.
Y otra primavera
que ha tenido que marchar.


12 comentarios:

  1. Preciosa canción para escucharla tranquila y despacio poniendo sentido en cada letra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya gustado, me parece muy desgarrador pero preciosa en contenido.

      Eliminar
    2. Ya...Todo el mundo necesita tiempo, para pensar y siempre hay alguien que sufre pero cada cual tiene que buscar su camino... No se si me explico y el tiempo es necesario para meditar...

      Eliminar
    3. Te has explicado muy bien. Un abrazo apreciada amiga

      Eliminar
  2. Pues si que es bonita Raúl y las fotos preciosas. Un abrazo y enhorabuena a su autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me hace feliz saber que gusta lo que me gusta. Otro abrazo grande para ti

      Eliminar
  3. Cierto, las letras de algunas canciones nos hacen reflexionar y es bueno tomarse tiempo para ello y además disfrutar de la música.
    Un beso grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Otro para ti mi querida amiga Montse, comparto la misma opinión. Besetes

      Eliminar