miércoles, 26 de octubre de 2016

Botánica pintoresca

Junto con Plantas medicinales y Diccionario de botánica, los otros dos títulos de la tríada de obras magnas del doctor Pío Font Quer (Lleida, 1888-Barcelona, 1964), esta Botánica pintoresca pone al alcance de cualquier aficionado al universo de las plantas el vasto saber del gran maestro y divulgador catalán, uno de los nombres más importantes de la ciencia botánica española del siglo xx. Obra sin parangón en materia de morfología, fisiología y taxonomía del reino vegetal, materias presentadas de forma sistemática pero elemental, Botánica pintoresca nace del interés del autor por explorar la gran diversidad de vegetación de los países de la Tierra. Una enorme variedad de la que se ocupa este libro con el primor, el cariño y la elegancia característicos de Pío Font Quer.

Pio Font Quer
Ediciones Península 
2014



Sobre el autor             
Pasó su infancia en Manresa, donde un instituto de enseñanza secundaria lleva su nombre. Se doctoró en Farmacia (1914) con una tesis sobre la flora del Bages.
Entre otros cargos fue profesor de Farmacia y Botánica en la Universidad de Barcelona y también fue profesor en la Escuela de Agricultura. De 1931 a 1934 fue presidente de la Institució Catalana d'Història Natural, una organización privada muy importante en la historia de las Ciencias Naturales españolas, cuya sección botánica encabezó igualmente durante el franquismo y hasta su muerte.
En 1911 había ingresado en el cuerpo de la sanidad militar, en el que alcanzó el grado de teniente coronel farmacéutico. Cuando se produjo el alzamiento militar de 1936 se encontraba en Albarracín en excursión botánica con sus alumnos; para volver a Barcelona tuvo que atravesar la línea del frente, por lo cual después de la guerra sufrió de represalias (bajo la acusación de rebelión militar) con pérdida de todos sus cargos, lo que dificultó la continuidad de su carrera científica.
Miembro del Institut d'Estudis Catalans desde 1942 del que llegó a ser Presidente el año 1958 y vicepresidente de los Congresos Internacionales de Botánica de París (1954) y Edimburgo (1964).
Sus investigaciones abarcaron el conjunto de la Península Ibérica y las regiones montañosas de Marruecos bajo control español, a las que organizó excursiones de recolección entre 1927 y 1932. De estas y otras recolecciones, que le habían sido confiadas desde sus primeros años, derivó la magna obra Iter Maroccanum (1928-1932), una colección de exsiccata fundamental para la investigación de la flora de esa parte del mundo. Trabajó con asiduidad especialmente en Catalunya, Valencia y en Ibiza y Formentera, así como en las sierras de Andalucía Oriental.
Font i Quer participó en diversas obras colectivas y dirigió algunas. En particular fue un gran formador (cuyas obras también lo eran de divulgación) de la terminología botánica popular y científica en lenguas catalana y castellana. En este sentido destaca el Diccionario de Botánica (1953) gracias al cual el vocabulario de esta ciencia goza en español de un grado de coherencia léxica que suele faltarles a otras. Fue el coordinador de la lexicografía botánica del diccionario catalán de Pompeu Fabra.
Font i Quer es también el autor de la obra castellana más conocida, continuamente reeditada, de flora farmacéutica, Plantas medicinales. Aparece subtitulada como El Dioscórides renovado, para honrar a las antiguas revisiones renacentistas de la obra de Dioscórides, especialmente las de Andrés Laguna y Andrea Mattioli. Es obra que destaca por su calidad literaria y ensayística, tanto como por la riqueza y accesibilidad de la información que contiene.


2 comentarios: