lunes, 19 de octubre de 2015

Flores en Portugal

Bastábale al clavel verse vencido
del labio en que se vio, cuando esforzado
con su propia vergüenza, lo encarnado
a tu rubí se vio más parecido,

sin que en tu boca hermosa dividido
fuese de blancas perlas granizado,
pues tu enojo, con él equivocado,
el labio por clavel dejó mordido;
 
Foto cedida por Ricardo Barreto. Portugal 
si no cuidado de la sangre fuese,
para que, presumir a tiria grana,
de tu púrpura líquida aprendiese.

Sangre vertió tu boca soberana
porque roja victoria amaneciese
llanto al clavel y risa a la mañana.

                             Francisco de Quevedo

2 comentarios:

  1. Hombre, unos clavelitos no le habrían venido mal a estos versos de Quevedo ¡y eso que la foto es preciosa, eh!
    Un besito.

    ResponderEliminar
  2. Lo sé lo sé, pero es que al leerla ya deseaba ponerla y no me habían cedido fotos de claveles y no tenía propias,..jejejeje,...me has pillado

    ResponderEliminar