sábado, 17 de octubre de 2015

Flor de Loto o Nelumbo


¡Cuánto sabe la flor! Sabe ser blanca
cuando es jazmín, morada cuando es lirio.
Sabe abrir el capullo
sin reservar dulzuras para ella,
a la mirada o a la abeja.
Permite sonriendo
que con su alma se haga miel.

¡Cuánto sabe la flor! Sabe dejarse
coger por ti, para que tú la lleves,
ascendida, en tu pecho alguna noche.
Sabe fingir, cuando al siguiente día
la separas de ti, que no es la pena
por tu abandono lo que la marchita.
Foto cedida por Masahiro Nakata. Japón
¡Cuánto sabe la flor! Sabe el silencio;
y teniendo unos labios tan hermosos
sabe callar el "¡ay!" y el "no", e ignora
la negativa y el sollozo.

¡Cuánto sabe la flor! Sabe entregarse,
dar, dar todo lo suyo al que la quiere,
sin pedir más que eso: que la quiera.
Sabe, sencillamente sabe, amor.

                                 Pedro Salinas


6 comentarios:

  1. tienes razón bonito poema,aveces falta tiempo para leerlos todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. creo que mi fallo radica en eso, que meto mucho y muy rápido y genero dos cosas que no se lea o se pierda interes en leerlo.

      Eliminar
  2. No falta de interes no creo aqui hay gente con cultura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es necesario la cultura para identificarla para mi opinión

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Claro que hay fallos y el que diga que no realiza fallos es que no ha mirado hacia atrás para darse cuenta, en fin todo en esta vida tiene solución.

      Eliminar