martes, 27 de octubre de 2015

Gualala, California, Estados Unidos

No sé si aún me recuerdas, 
nos conocimos al tiempo 
tú, el mar y el cielo 

y quién me trajo a ti. 


Abrazaste mis abrazos 

vigilando aquel momento, 

aunque fuera el primero, 

lo guardara para mí. 


Si pudiera volver a nacer 

te vería cada día amanecer 

sonriendo como cada vez, 

como aquella vez.
 
Foto cedida por Sandra Cohn. Estados Unidos
Te voy a escribir la canción más bonita del mundo, 
voy a capturar nuestra historia en tan solo un segundo. 
y un día verás que este loco de a poco se olvida, 
por mucho que pasen los años de largo en su vida. 

El día de la despedida 
de esta playa de mi vida 
te hice una promesa: 
volverte a ver así. 

Foto cedida por Sandra Cohn. Estados Unidos
Más de cincuenta veranos 
hace hoy que no nos vemos 
ni tú, ni el mar ni el cielo 
ni quien me trajo a ti. 

Si pudiera volver a nacer 
te vería cada día amanecer 
sonriendo como cada vez, 
como aquella vez. 

Te voy a escribir la canción más bonita del mundo, 
voy a capturar nuestra historia en tan solo un segundo. 
y un día verás que este loco de a poco se olvida, 
por mucho que pasen los años de largo en su vida.
                                     
                                   La Oreja de Van Gogh

8 comentarios: