jueves, 31 de marzo de 2016

Sansevieria ehrenbergii

Sansevieria ehrenbergii Schweinf. ex Baker

· Nombres comunes: sansevieria azul
· Sinónimos más frecuentes: Acyntha ehrenbergii (Schweinf. ex Baker) Kuntze, Dracaena hanningtonii Baker, Sanseverinia rorida Lanza
· Familia: Dracaenáceas/Agaváceas
· Origen geográfico: Yemen, Etiopía, Eritrea, Kenya, Somalia, Sudán y Tanzania

· Planta:  con rizoma de hasta 3 cm de grosor, de hojas suculentas.  Acaulescente o con tallos de hasta 25 cm de altura
· Hojas: erectas o extendidas, en grupos de 5-9 en cada brote, forma una roseta; dísticas, subcilíndricas, comprimidas lateralmente, de 75-180 x 3-4 cm, acanaladas a todo lo largo por una cara y con 5-9 surcos longitudinales, estrechándose abruptamente hacia el ápice en una punta dura y espinescente, de color verde oscuro, de 7-20 mm de longitud. De color verde oscuro, con surcos longitudinales más oscuros y carentes de bandas transversales más claras; márgenes castaño-rojizos, con borde membranáceo blanco
· Flores: inflorescencias en racimos paniculiformes sobre un largo pedúnculo, alcanza 1,5-2 m de altura; brácteas diminutas, deltoides, membranáceas; flores en fascículos de 4-7, en general blancas; perianto con el tubo de 5-6 mm de longitud y 6 lóbulos lineares, obtusos, de 7-12 mm de longitud; estambres tan largos como los tépalos
· Floración: primavera-verano
· Longevidad: varios decenios
· Temperatura: debe mantenerse entre 18-27 ºC durante todo el año, con mínimas invernales de 10 ºC, aunque sobrevive también a 6-7 ºC. a condición que el sustrato esté seco
· Exposición: prefiere luz intensa y sol directo, aunque también puede vivir en ambientes escasamente iluminados, pero por poco tiempo, pues de lo contrario se detiene el crecimiento. Los cambios entre zonas soleadas y sombrías se debe realizar gradualmente
· Suelo y sustrato: formada por una parte de mantillo, una de turba y dos de arena. Drenar adecuadamente la maceta
· Abonado: debe de ser escaso; un fertilizante líquido suministrado una vez al mes, en primavera-verano, resulta suficiente
· Humedad ambiente: sin la menor importancia, soporta ambientes secos
· Riego: moderado, ya que las raíces se pudren fácilmente, en particular en invierno, dejando que se seque a menos de la mitad del sustrato antes de aportar un nuevo riego. Evitar que el agua se estanque en la roseta
· Propagación: a través de dos métodos distintos; mediante división del rizoma o bien por separación de brotes laterales; ambos procedimientos deben realizarse entre mayo y agosto. En el primer caso se arranca el ejemplar y con un cuchillo afilado se corta en 2-3 secciones, provistas cada una de ellas de algunas hojas, incluso una roseta, y también raíces. Cada uno de estos fragmentos se planta en el sustrato de cultivo. Si el fragmento contiene pocas raíces, se planta en una mezcla húmeda de turba y arena a partes iguales y, una vez reforzado el sistema radical, se planta en una mezcla definitiva. El segundo de los métodos consiste en separar de la planta madre los brotes basales, para plantarlos a continuación en mantillo normal si poseen raíces o bien en mezcla de turba y arena a partes iguales si carecen de ellas, para trasplantarlos definitivamente a la mezcla normal de cultivo una vez formadas. Estas plantas también pueden propagarse a través de esqueje foliar, aunque esta técnica no es aplicable a las especies cuyas hojas están orladas de amarillo, puesto que de hacerlo así se producen hojas verdes
· Plagas y enfermedades más frecuentes: curcoliónidos, que roen el borde foliar
· Otras recomendaciones: los trasplantes son poco frecuentes sólo cuando las raíces han ocupado toda la maceta



0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada