jueves, 3 de marzo de 2016

Platycerium angolense

Platycerium angolense Welw. ex Hook.

  · Nombres comunes: desconocidos
  · Sinónimos más frecuentes: Platycerium elephantotis Schweinf.
  · Familia: Polipodiáceas
  · Origen geográfico: Angola, África tropical
  · Planta: helecho epifito de porte amplio y colgante. Se reconoce fácilmente por presentar dos tipos de frondes; unas, las estériles, se disponen basalmente y tienen forma de concha, con el fin de retener agua y sales minerales, siendo su margen ondulado; las otras fértiles, suelen aparecer erguidas desde el centro de las estériles, con margen muy similar a la de las estériles, disponiéndose los esporangios en masas irregulares
  · Hojas: a diferencia de otras especies, resulta que las hojas espóricas no están divididas
  · Flores: los helechos no tienen flores
  · Semillas: mediante esporas
  · Longevidad: muy duraderas
  · Temperatura: óptima de 15-24 ºC
  · Exposición: iluminada, aunque de forma moderada
  · Suelo y sustrato: admite tres formas de cultivo; sobre fragmento de corteza o troncos, en cestos colgantes con mezcla de turba y esfagno a modo de sustrato o bien en macetas, utilizando el mismo tipo de sustrato.
  · Abonado: en el período vegetativo se sumergen las raíces 2-3 veces en una solución fertilizante a baja concentración
  · Humedad ambiente: no tolera la sequedad en interiores, ni las vaporizaciones con agua calcárea. Se emplea un humificador eléctrico para elevar la humedad de la habitación al 60 % por lo menos, o bien colocar debajo de la maceta una manta porosa higroscópica y si se toma la opción de poner un plato lleno de cascajos húmedos se debe realizar bien, ya que un uso incorrecto provoca la asfixia de las raíces
  · Riego: por inmersión, dejando las raíces en agua durante 15 minutos a lo largo de todo el período vegetativo; se reduce a 3 minutos en la fase de reposo. No emplear agua calcárea
  · Propagación: se separan las plántulas producidas del estolón y se fijan sobre la corteza o bien se plantan
  · Plagas y enfermedades más frecuentes: cóccidos, cochinilla algodonosa, áfidos
  · Otras recomendaciones: no cortar los frondes estériles ennegrecidos. Para conseguir que uno de estos helechos se fije a un tronco o corteza se envuelven las raíces con mezcla de turba de grano grueso y esfagno, atando el conjunto con hilo de algodón o alambre, y se mantienen constantemente humedecidas las raíces hasta lograr que se adhieran al sustrato



2 comentarios:

  1. ¡Que guapa! Y que hojas tan curiosas, no la conocía Raúl muchas gracias. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra muy mucho de que te haya gustado. Feliz 2017

      Eliminar