martes, 1 de marzo de 2016

Pilea microphylla

Pilea microphylla (L.) Liebm.

· Nombres comunes: mariposa, verdolaguilla, chisme, golondrina
· Sinónimos más frecuentes: Pilea muscosa Lindl., Parietaria microphylla L.
· Familia: Urticáceas
· Origen geográfico: desde Estados Unidos (Florida) hasta Perú, Brasil y Paraguay

· Planta: herbácea anual o perenne, algo suculenta, monoica, de hasta 10-30 cm de altura, postrada o suberecta, con el tallo verde o rojizo, muy ramificado, frecuentemente suculento, sin pelillos
· Hojas: opuestas, pecioladas, distribuidas a lo largo del tallo, no agrupadas hacia el ápice, algo carnosas, las de cada par pueden ser de diferente tamaño a casi iguales, asimétricas, de forma variable, oblongas, obovadas o casi circulares, las más grandes de hasta 11 mm de longitud y hasta 6,5 mm de diámetro, con ápice desde redondeado hasta obtuso y base variable, margen entero, con una vena principal; en el haz se observa estructuras lineares alargadas, cistolitos, más o menos en ángulo recto con la vena principal, lo que le confiere aspecto estriado
· Flores: inflorescencia de 1-25 flores, sésiles o pedunculadas, en las axilas de las hojas, no sólo en las apicales. Flor, unisexual, pequeña, blancuzca y manchada de rojo; perianto masculino dividido en 4 segmentos, rara vez en 3, de hasta 0,8 mm de longitud, femenino dividido en 3 segmentos; estambres con mismo número que los segmentos del perianto; estigma sésil, en forma de pincel. Las anteras expulsan el polen en forma explosiva. Sin interés decorativo
· Floración: en verano
· Fruto: seco, elíptico u ovado, 0,6 mm de longitud y 0,4 mm de diámetro. No fructifica en interior
· Longevidad: aunque sobrevive varios años pierde la forma, por lo que es mejor renovarla por propagación en años alternos y mantenerlas así, sanas y compactas
· Temperatura: bastante tolerantes; puede ser de hasta 10 ºC en invierno. Si han de continuar el crecimiento es mejor tenerlas a 15 ºC. El máximo estival será de 21 ºC
· Exposición: prefiere un alféizar soleado que no reciba el sol del medio día. De este modo se resaltan las marcas de las hojas. Tener cuidado que las hojas no estén en contacto con el cristal en invierno, pues se enfrían y se ponen negras
· Suelo y sustrato: mezcla a base de mantillo de hoja, tres de turba y dos de arena
· Abonado: en verano, añadir quincenalmente abono a razón de 100 ppm de equilibrio 2:1:2
· Humedad ambiente: en verano, en particular, agradece un rociado por encima con agua blanda. cuidar de no rociar las hojas cuando estén al sol
· Riego: mantenerlas bien regadas en verano, a razón de 2-3 veces por semana y no dejar nunca secar el sustrato. En invierno es suficiente con una vez a la semana
· Propagación: en primavera se obtienen esquejes apicales de unos 8-10 cm de longitud, y después de su tratamiento con un preparado estimulante del desarrollo de las raíces, se plantan en un sustrato a base de una parte de arena y dos de turba. Se incuban en un lugar cálido y a la sombra, manteniendo húmeda la mezcla. Una vez producido el desarrollo de las raíces, se trasplantan las plántulas a la mezcla definitiva
· Plagas y enfermedades más frecuentes: pulgones, cochinillas
· Otras recomendaciones: trasplantar en primavera utilizando macetas de tamaño creciente hasta recipientes de 10 cm de diámetro o cuencos de paredes bajas. Podar los brotes a fin de favorecer un desarrollo en mata. Al cabo de unos años esta especie muestra tendencia a perder las hojas de la base. La caída de las hojas en la estación fría, puede deberse a las corrientes de aire. Durante la estación fría, no regar en exceso para evitar que las hojas se marchiten. Evitar los ambientes secos o la exposición al sol, pueden provocar la caída de las hojas


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada