viernes, 16 de mayo de 2014

Cactáceas

Cactáceas

· Distribución: proceden del continente americano, desde Canadá a Chile, a excepción de unas pocas especies del género Rhipsalis que crecen en estado silvestre fuera de América, en la India y África. México es el país que alberga la mayor variedad de géneros y especies
· Planta: constituye el grupo de plantas suculentas más amplio, con cerca de 200 géneros como Acanthocalycium, Aporocactus, Ariocarpus, Astrophytum, Cephalocereus, Cereus, Cleistocactus, Cylindropuntia, Disocactus, Echinocactus, Echinocereus, Echinopsis, Epiphyllum, Eriosyce, Espostoa, Ferocactus, Gymnocalycium, Harrisia, Hatiora, Hylocereus, Lepismium, Lobivia, Lophophora, Mammillaria, Marginatocereus, Melocactus, Myrtillocactus, Neobuxbaumia, Opuntia, Oreocereus, Parodia, Pereskia, Pilosocereus, Rebutia, Rhipsalis, Schlumbergera, Selenicereus, Stenocactus, Stenocereus, Sulcorebutia, Thelocactus, Wilcoxia, y 2.500 especies. Son plantas xerófitas, es decir están adaptadas a condiciones áridas estacionales o permanentes, mostrando tendencia a la reducción de las superficies sometidas a transpiración para disminuir al máximo la pérdida de agua. Normalmente carecen de hojas en el sentido estricto, pero en su lugar presentan unas estructuras coriáceas que adquieren la forma de pelos y agudas espinas, aunque hay excepciones como el género Pereskia
  
· Cuerpo: varía mucho en su tamaño y forma según la especie de que se trate. Unas llegan a formar grandes árboles, mientas que otras no pasan de medir 1 cm. de diámetro y altura. Puede estar constituido por segmentos, cladodios, que son planos como cilíndricos en otras especies. Entre las especies de tipo epifito la forma de sus talos recuerda a la de una hoja, mientras que otros forman columnas más o menos gruesas provistas de abundantes costillas. Gran número de especies son globosas, entre éstas existen dotadas de costillas y otras que tienen su cuerpo cubierto de protuberancias. Puede poseer ramificaciones o no
· Hojas: perfectas y permanentes en contadas especies. Generalmente están ausentes o son caedizas y muy rudimentarias, reduciéndose a pequeñas escamas. Únicamente ciertos géneros como Pereskia, Rhodocactus y algunos otros poseen hojas verdaderas. Aparte de los diminutos elementos foliares que se dan en algunas especies, existe en el cuerpo de los cactus el recuerdo de hojas verdaderas que poseían sus ancestros, como son las espinas y los tubérculos. Se ha demostrado científicamente que las espinas son porciones de limbo foliar modificado a lo largo de los milenios, mientras que los tubérculos que existen en muchas especies y sobre los que se sientan las areolas y espinas, corresponden a base de hojas
· Espinas: su forma y colorido es muy variable existiendo especies que prácticamente carecen de éstas. Están producidas por la capa epidérmica del tallo y no conecta con los tejidos leñosos internos. Tiene formas muy variables, aciculares, cilíndricas, prismáticas, con forma de lengüeta, su punta puede ser muy aguda a casi roma y también rectilíneas o incluso ganchudas en su extremo. Las hay de superficie lisa, rugosa o estriada y sus colores son muy variables, pudiendo existir desde el blanco hasta el rojo o incluso negro. En algunas especies las espinas se han transformado en pelos de mayor o menor longitud, que dan un espacial atractivo a las plantas que los poseen. Las espinas benefician a esta planta ya que una fuerte espinosidad disminuye por su sombra el efecto del sol, evita también los daños producidos por animales. Los gloquidios, son unas pequeñas y finísimas espinillas que se encuentran agrupadas formando cojincillos y con las que se debe de tener cuidado ya que si se clavan en la piel producen cierto malestar y cuesta quitarlas. Es característico de la Opuntia
· Areolas: órgano característico de las cactáceas, son homólogos a las yemas de los vegetales superiores. Su forma es de pequeñas almohadillas a menudo cubiertas de pubescencia y pueden estar situadas a lo largo de las costillas como en el caso de cactus tipo columnar o algunos de forma globular, o bien sobre los tubérculos de algunas especies globosas
· Flores: muy atractivas por su forma y colorido a lo que se une un gran tamaño en algunos casos. Como características morfológicas importantes su ovario ínfero y que no existe una clara diferenciación entre las piezas del cáliz y de la corola, ya que tanto unas como otras son coloreadas. Las piezas del periantio pueden estar soldadas entre sí únicamente en su parte basal o bien pueden estar unidas a lo largo de gran parte de su longitud formando el tubo o dando lugar a flores de forma tubular. El estigma es polilobulado y el ovario se encuentra generalmente cubierto de areolas, brácteas, espinas y pelos. Son regulares o actinomórficas en muchos casos aunque existen géneros con flores zigomórficas. Generalmente son hermafroditas
· Fruto: generalmente baya carnosa, aunque en algún caso es seca y también cápsula
· Semilla: su forma y tamaño varía con las especies, aunque por lo general su diámetro no alcanza a medir milímetros a excepción de algunos géneros 
· Raíz: principal de forma cónica, se halla muy ramificada dando lugar a un sistema radicular esparcido. En ocasiones poseen una gruesa raíz napiforme o incluso puede tener forma tuberosa

0 comentarios:

Publicar un comentario