martes, 20 de mayo de 2014

Espostoa melanostele

Espostoa melanostele (Vaupel) Borg


· Nombres comunes: desconocidos
· Sinónimos más frecuentes: Cephalocereus melanostele Vaupel.
· Familia: Cactáceas
· Origen geográfico: Perú
 

· Planta: columnar arbustiva, emite ramificaciones a distintas alturas del tronco principal. Cada tallo tiene 2 m de altura por 10 cm de diámetro con la epidermis completamente oculta por espinas y pelos. Tallo similar al de la Espostoa lanata pero de tamaño menor y más vellosa, posee 25 costillas con areolas muy estrechas con largos pelos
· Hojas: hasta 30 espinas radiales de 1 cm de longitud, blancas. Espinas centrales 1, de 4-5 cm de longitud, al principio color amarillo claro con la punta marrón, después blanco grisáceas
· Flores: a través del pseudocefalio lateral. Blanca y pequeña, salen de la parte más alta de los tallos, pericarpio escamoso y tubo velloso
· Floración: nocturna, hacia la edad de 15 años
· Fruto: Rojo
· Semillas: negras




· Longevidad: varios decenios, en maceta
· Temperatura: puede resistir en pleno suelo una helada corta. Mínima recomendada de 3 ºC
· Exposición: pleno sol
· Suelo y sustrato: mineral con buen drenaje
· Abonado: abril-septiembre, añadir quincenalmente abono en riego para cactáceas
· Humedad ambiente: reducida sobre todo en invierno
· Riego: algo más restringido que para la media de los cactus. Cada 8-10 días en primavera-verano; cada 15 días, en otoño y no más de dos riegos ligeros, durante el invierno. Regar muy someramente porque la base se pudre con facilidad


· Propagación: por semillas o esqueje de tallo
· Plagas y enfermedades más frecuentes: podredumbre de las raíces
· Otras recomendaciones: trasplantar cada dos años, en primavera. Una buena ventilación evita que se deposite polvo entre las púas. Eliminar el polvo de vez en cuando con un secador con aire frío. Exponerlo al menos una vez durante el verano a una lluvia fina y tibia, de modo que se humedezcan naturalmente los pelos que revisten los tallos. Dejar que se seque perfectamente antes de volverla a meter en casa. Cubrir la superficie con una fina capa de grava pequeña, a fin de evitar que se manche la base e los tallos con sustrato


0 comentarios:

Publicar un comentario