jueves, 22 de mayo de 2014

Fatsia japonica

Fatsia japonica (Thunb.) Decne. & Planch.


· Nombres comunes: aralia del Japón, fatsia
· Sinónimos más frecuentes: Aralia japonica Thunb., Aralia sieboldii K.Koch.
· Familia: Araliáceas
· Origen geográfico: Japón y China
· Planta: arbusto de crecimiento rápido, puede llegar a medir 1,5 m, con tallos que al desarrollarse como planta de interior raras veces ramifican, son robustos, suavemente pelosos cuando son jóvenes pasando más tarde a glabros, con marcas destacadas en las hojas antiguas. Poco ramificado, con tendencia a construir troncos pequeños
· Hojas: alternas, palmatilobadas, de 20-40 cm de diámetro, de base cordada, con 7-9 lóbulos ovado-elípticos, acuminados, normalmente aserrados; de color verde lustroso en el haz y su textura es sub coriácea. Pecíolo de 10-30 cm de longitud, al principio peloso
· Flores: la inflorescencia es una panícula terminal de pequeñas umbelas, de 20-40 cm de diámetro, algo piramidal, con brácteas y bractéolas caducas; flores blancas, de unos 5 mm de diámetro, pentámeras; las flores fértiles se disponen hacia el final del eje central y de las ramificaciones primarias. Estambres tantos como pétalos. Ovario con 5 carpelos; estilo 5 , libres
· Floración: en las plantas que crecen al aire libre, a principios del otoño. En condiciones domésticas rara vez tiene lugar la floración
· Fruto: subgloboso, negro, de 5-8 mm de diámetro
· Variedades: en función de las hojas, 'Variegata', márgenes blanco y color crema; 'Moseri', crecimiento más lento pero de mayor tamaño
· Longevidad: más de 10 años, con frescor
· Temperatura: prefiere 16 ºC. Por encima de los 18 ºC las hojas tienden a marchitarse y para controlarlo hay que aumentar la humedad ambiental. Durante el reposo invernal debe mantenerse a 7-8 º C. Temperaturas elevadas amarillean las hojas
· Exposición: tolera bien la sombra, pero la planta se conserva más compacta a plena luz. Fuerte luz solar y ambiente seco llevan a que las hojas se arruguen y caigan
· Suelo y sustrato: mezcla formada por una de mantillo, dos de turba y una de arena. Otra mezcla que se puede emplear con muy buenos resultados es la constituida por 2 partes de fibra de coco, 2 partes de turba y una parte de perlita
· Abonado: quincenal, abono en riego durante el período vegetativo; también puede emplearse abonos de lenta liberación que pueden dar lugar a un aporte continuo de nutrientes durante un largo período de tiempo, lo que proporciona a la planta un crecimiento más equilibrado y mejor calidad
· Humedad ambiente: colocar debajo de la maceta una manta porosa higroscópica y si se toma la opción de colocar un plato lleno de cascajos húmedos se debe realizar correctamente, ya que un uso incorrecto provoca la asfixia de las raíces
· Riego: dos veces por semana en verano, mantener constantemente húmedo el sustrato y reducir la frecuencia en invierno a una vez por semana, evitar que se seque por completo
· Propagación: por esqueje de brotes basales, se plantan en mezcla de turba y arena a partes iguales, y se colocan en cajones a 15 ºC, bajo luz tamizada o en el interior de bolsas de plástico
· Plagas y enfermedades más frecuentes: cochinillas ácaros y thrips. Asimismo es objeto de enfermedades foliares causadas por Alternaria, Pseudomonas y podredumbres de raíz por Phytophthora y Pythium
· Otras recomendaciones: reposo invernal en una galería protegida de heladas. Trasplantar cada año en marzo. Limpiar las hojas con una esponja húmeda. Los abrillantadores son aceptados si la pulverización se realiza a una distancia de 50 cm

0 comentarios:

Publicar un comentario