martes, 25 de noviembre de 2014

Aphelandra aurantiaca

Aphelandra aurantiaca (Scheidw.) Lindl.


· Nombres comunes: espiga ardiente
· Sinónimos más frecuentes: Aphelandra fascinator Linden & André
· Familia: Acantáceas
· Origen geográfico: América central y meridional
· Planta: tropical arbustiva, en interior alcanza 30-50 cm de altura. Tallo herbáceo que con el tiempo lignifica por la base
· Hojas: enteras, elípticas, verde suaves y de 10-23 cm de longitud, presenta nervios grisáceos y que aparecen opuestas sobre el tallo
· Flores: brácteas de color amarillo anaranjado, en forma de piña de hasta 10 cm de largas que duran de 6-8 semanas y flores pequeñas tubulares de color escarlata con cuello naranja, que duran pocos días
· Floración: en verano
· Longevidad: de 1-3 años en casa, después se deshoja
· Temperatura: óptima de 20-24 ºC y 15-20 ºC, durante la noche. Temperatura invernal, 10 ºC, no permitir que descienda de este valor
· Exposición: alta luminosidad pero sin luz solar directa
· Suelo y sustrato: mezcla de cultivo formada por 4 partes de turba y una de poliestireno expandido, para conseguir buena aireación y capacidad de retención. Con un pH entre 6-6,5
· Abonado: añadir semanalmente un abono de equilibrio 3:1:2 al agua de riego en primavera y verano
· Humedad ambiente: mínima del 70%, hay que pulverizar y aplicar métodos para aumentar esta condición
· Riego: mantener la tierra siempre húmeda, no permitir que se seque nunca. Riegos copiosos en verano y más limitados tras la floración, de septiembre a febrero, conviene regarla con agua de lluvia o previamente hervida. No encharcar
· Propagación: en primavera mediante esquejes de 7-10 cm de longitud. Para obtener buenos esquejes, conviene podarla después de la floración dejando un par de hojas en cada brote, cortándolos en primavera para que arraiguen con fuerza. De todas formas, para tener éxito, la propagación debe de hacerse también en interiores con buena temperatura, 25 ºC y humedad
· Plagas y enfermedades más frecuentes: ácaros tarsonémidos, cochinillas y pulgón verde, sobre todo al comenzar el desarrollo primaveral, hongos en las raíces
· Otras recomendaciones: se desarrolla mal si el sustrato se seca, pero no dejar que se encharque, tanto el exceso de agua como su defecto, produce que se caigan las hojas. Si la planta tiene largos tallos con pocas hojas, abonarla regularmente. Excesiva luz o cambio brusco de menos a más luz provoca una floración prematura. Podarla después de la floración para estimular la formación de nuevos brotes. Trasplantar todos los años en primavera a tiestos de 2 cm más de diámetro. Muy sensible a los excesos de temperatura y al aire seco

0 comentarios:

Publicar un comentario