sábado, 4 de febrero de 2017

Mery compra flores



Y llevaba muy poquito tiempo en mi trabajo actual, y me fui, y me fui a Madrid dos días. Por trabajo, claro, reunión general, aunque la verdad con lo que me quedo es que encontré grandes compañeros de juerga. Pero eso sólo lo voy a reconocer aquí y ahora.

De madrugada, bien entrada la noche, íbamos camino de un karaoke mítico para el equipo. Contándome, al ser de las novata, las juergas y risas que habían tenido con anterioridad y que tendríamos que cantar como despedida un ASTURIAS PATRIA QUERIDA en honor al origen de nuestro jefazo, apodado la Reina....no digo más...

Yo estaba encantada de pasear por aquella zona de la ciudad puesto que era un barrio seductor, hoy sé que se denomina el Barrio de las Letras. Miraba escaparates de negocios, bares y restaurantes muy bien iluminados y estaba maravillada.

Lo importante es que.....

El lugar estaba cerrado; sólo iluminado por las luces de las farolas, pero, ese lugar era mágico. No pude vislumbrar mucho de su interior. Lo único que sé que me hubiera quedado tiempo mirando entre las rejas. Era espectacular. Un poder de atracción brutal, un lugar de energía vital y acogedora. Hoy sé que es la primera floristería de Madrid, que anteriormente estuvo enterrado Lope de Vega allí, que tiene un olivo milenario y que se llama Jardín del Ángel.  Un oasis entre la urbe.....



Y como la vida, no son coincidencias, el Jardín del Ángel, tenía que volver y volvió a mí en forma de libro el día de mi cumpleaños. Mi pareja me había contado que había participado en un sorteo, y que tenía que ganar, porque el premio era para mí. Me tenía intrigadísima y un día recibimos un paquete y ya me confesó que había participado en un concurso en el precioso blog de guía de jardín y que había ganado, no dejéis de echarle un vistazo ya que Mónica escribe con mucho mimo.



Ojee mi regalo, en su portada una mujer que se dirigía a una floristería en cuyo cartel decía: No dejes de soñar.....Ya me encantó y para más IN no sabría de todo ello hasta que comencé a leer sus páginas tras esa estupenda dedicatoria de su autora Vanessa Montfort.



Mujeres que compran flores me volvió a traer el Jardín del Ángel de una forma tan "de amingas". Me veo, me siento, tomándome esa copa de vino una tarde cualquiera hablando de lo que hablamos nosotras entre nosotras. Vanessa nos retrata con una fórmula que hasta asusta. Tiene claro la tipología de la mujer y por supuesto la flor que le representa.

Mil gracias por existir Jardín del Ángel, Mujeres que compran flores y personas que están detrás de tan bellos lugares, imágenes, textos y sobretodo sentimientos.
Aquí os dejo unos enlaces porqué sé que los vais a necesitar...jijijij...A mí me pasaría:





10 comentarios:

  1. Precioso testimonio de la visita a ese lugar, como me encantaría visitarlo y como me gusta eso de "mujeres que compran flores".
    Muchos besos a Mónica de Guía de Jardín, escribe de maravilla y siempre nos cuenta cosas interesantes, como haces tú, Mary.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Montse por sus palabras...es un lugar precioso y que no va a pasar desapercibido por años....El libro es un retrato del mundo femenino....y Guía de Jardín es una web entrañable..Reitero Montse Gracias

      Eliminar
  2. Ay..., Mary, cómo me he emocionado leyéndote. Gracias por este texto tan precioso, cómo me alegro de haber sido la portadora de este libro hasta tus manos y que hayas disfrutado con su lectura. Un abrazo, a los dos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por la parte que me corrresponde.

      Eliminar
  3. Gracias por traerme de nuevo el Jardín del Ángel!!

    ResponderEliminar
  4. Hola Mery Poppins!!! Tan solo darte palabras de agradecimiento, cuando hay corazón en lo que se escribe siempre se desprende belleza. Muaksssss

    ResponderEliminar
  5. Mirar que me ha escrito la autora del libro en un mensaje: "Qué bonito y qué mágico. Para colmo te haces llamar Mary Poppings que es como más de una vez describe Marina a Olivia... en fin. La magia de la literatura y de la vida, supongo.
    Muchas gracias por escribirme y por vivir así esta novela. Y, ya sabes... vivir es una tarea urgente!
    Un abrazo desde El Barrio de las letras,
    Vanessa Montfort"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que genial!!!!!! a mi me ocurrió una vez eso también,...que ilusión te debe haber hecho.

      Eliminar