sábado, 28 de mayo de 2016

Jardines de Suzhou, China. Vídeos e información


Suzhou se encuentra al sur del río Changjiang y colinda con el Lago Taihu por el oeste y con Shanghai por el este.

Suzhou tiene una historia milenaria. La fundación de esta ciudad se remonta al reino Wu del Periodo de Primavera y Otoño de hace 2.500 años. La distribución urbana de Suzhou tiene sus propias peculiaridades: las casas dan frente a la calle y por detrás al río, y de este modo los habitantes al abrir la puerta trasera pueden tomar el agua del río; las calles y los ríos son paralelos y hay puentes que conectan las calles. En el pasado, los granos, verduras y otros productos alimenticios no farináceos que se producieran fuera de la ciudad eran llevados a las familias de los habitantes por la red de ríos. Suzhou tiene tantos ríos con sus puentes, que, según dicen, suman centenares y son multiformes. Por eso Suzhou es conocido también con el nombre de “Venecia de Oriente”. La construcción de jardines en Suzhou constituye una flor arquitectónica es como sigue: imitando la naturaleza, se hacen colinas, se excavan estanques, pabellones, miradores y terrazas y plantación de flores y árboles, para que formen hermosos cuadros paisajísticos. Así que la gente, “sin salir de la ciudad, puede disfrutar de la gracia de vivir entre montes y bosques”.



En Suzhou se dan rocas únicas del lago Taihu, por lo que durante siglos muchos funcionarios y comerciantes construyeron jardines aquí. Durante las dinastías Ming y Qing existían más de 200 jardines en la localidad. De ahí la fama de Suzhou dentro y fuera de China por sus jardines privados pequeños y exquisitos. Estos jardines representan lo mejor de los jardines que hay en la parte sur de la provincia de Jiangsu y lucen diversos estilos de las dinastías Song (1368-1644) y Qing (1616-1911).



El Pabellón de las Olas Agitadas, el Bosque del León, el Jardín del Administrador Humilde y el Jardín de la Demora son los jardines más importantes de Suzhou e ilustran los estilos arquitectónicos de las cuatro dinastías mencionadas.

El Pabellón de las Olas Agitadas, es el jardín más antiguo y antaño fue una villa. De estilo único, combina los paisajes del interior y el exterior del jardín. Se compone de roquedales, sotos de bambú y colinas artificiales. El salón del Camino Claro es el mayor edificio del jardín. En la pared oeste del salón hay más de 500 imágenes grabadas en piedra de figuras notorias de la historia de Suzhou.


El Bosque del León, está en la calle Yuanlin dentro de la propia ciudad. De estilo de la dinastía Yuan, tiene fama por sus roquedales, de ahí viene su nombre. Es pequeño y está bien arreglado. En la parte sureste hay colinas y en la parte noreste hay agua. Alrededor del jardín hay un corredor zigzagueante. También hay otros edificios atractivos como el Salón Yanyu, la Cámara de las Nubes Durmientes y el Pabellón Buscador de Flores de Ciruelo.

 

El Jardín del Administrador Humilde, está en la Calle Dongbei en la propia ciudad y es el mayor de los que tiene Suzhou. Se lo considera uno de los cuatro jardines más suntuosos de China y una obra maestra de los jardines clásicos privados. El agua ocupa tres quintas partes del área del jardín, y junto al agua están los edificios principales, que son sencillos y elegantes. Además, hay una docena de quioscos de estilos diferentes. El jardín se divide en tres sectores: este, central y oeste. El sector central concentra lo mejor del jardín.

El Jardín de la Demora, se construyó durante la dinastía Ming. Debe su fama a su composición estricta, paisajes cambiantes y elegancia. Sobresale de otros jardines locales en la distribución del espacio. Se divide en cuatro sectores: centro, este, oeste, y norte. El sector central se caracteriza por las colinas y agua y es claro y apacible, el sector este consta de edificios con aleros dobles, el sector norte es campestre, y el sector oeste consiste en paisajes naturales. Los cuatro sectores están conectados por un corredor sinuoso. Los sectores del centro y del este son más atractivos.

0 comentarios:

Publicar un comentario