martes, 10 de mayo de 2016

Amphilophium buccinatorium

Amphilophium buccinatorium (DC.) L.G.Lohmann

· Nombres comunes: bignonia roja
· Sinónimos más frecuentes: Phaedranthus buccinatorius (DC.) Miers.
· Familia: Bignoniáceas
· Origen geográfico: México, Antillas



· Planta: arbusto trepador con zarcillo terminales. Alcanza 2 m en maceta y hasta 5 m en plena tierra. Crecimiento rápido
· Hojas: compuesta por dos folíolos opuestos, de 8-10 cm de longitud, entre ovalados y lanceolados, de color verde oscuro y provistas de zarcillos con tres ramificaciones
· Flores: trompetas tubulares infundibuliformes, cáliz con lóbulos dentados; corola gamopétala con limbo apenas bilabiado; estambres fértiles 4 didínamos; fijos en el tubo de la corola; alternipétalos; estaminodio 1. Anteras ditecas de dehiscencia longitudinal introrsa. Flores de color rojo subido, de 8-10 cm de longitud, se reúnen en racimos. Se parece a la bignonia
· Floración: desde principios de la primavera a inicios del verano
· Longevidad: al menos 5 años, si pasa la temporada de calor fuera. Un año, en un interior
· Temperatura: de 5-24 ºC. Puede soportar heladas de -2 ºC de cortísima duración, lo que le permite quedarse fuera, protegida, en la costa mediterránea
· Exposición: pleno sol, todo el año
· Suelo y sustrato: muy rico y bien drenado. Sustrato a base de tierra vegetal, mantillo y arena, con un 15 % de fertilizante orgánico a base de estiércol
· Abonado: todas las semanas, desde principios de la primavera a mitad del verano, añadir abono en riego para plantas de flor
· Humedad ambiente: ventilar la casa en tiempo caluroso, o instalarla en el balcón en junio
· Riego: no dejar que el sustrato se seque. En tiempo caluroso regar todos los días
· Propagación: por esquejes semimaduros, en verano, en atmósfera controlada
· Plagas y enfermedades más frecuentes: arañas rojas en invierno, pulgones en primavera y cochinillas en verano
· Otras recomendaciones: trasplantar una vez al año, a finales del invierno. En una jardinera basta con cambiar el sustrato de la superficie. Al final de la floración, podar a la mitad las ramas más largas. Es importante que conserve una silueta bastante compacta, si no, se deshoja por la base y se vuelve antiestética



4 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Hola Simone!!! Me alegra saber que te guste. Un abrazo bien grande

      Eliminar
  2. Son muy bonitas las bignonias, hacen unas flores que me parecen que forman una carita simpática.
    Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar