jueves, 14 de abril de 2016

Jardines de los Bahai, Haifa Israel

                                       





Al llegar a Israel se piensa que el paisaje va a ser desértico a lo largo de todo el camino, pero sorprendentemente se descubre como a pesar de la falta de agua hay vegetación en cada rincón de las ciudades con su correspondiente sistema de riego por goteo.

Resulta llamativo observar los tubos de riego dispersos por la tierra para regar a veces un simple cantero, pero es esa la única forma en que pueden mantenerlos.
Lo realmente extraño de ver aparece en Haifa, donde se encuentran los jardines de los Bahai, un espacio verde impresionante, lleno de flores y pasto verde que se extiende por una especie de colina.
El lugar es el centro de meditación de los seguidores de esta religión que promueve entre otras cosas la paz mundial y la igualdad.
Es abierto al público y se puede pasar gratuitamente a visitar el lugar, no siempre se permite el acceso total a los jardines cuando están siendo utilizados para meditar.
Al entrar a un lugar sagrado como éste las mujeres tienen que cubrirse hombros y piernas sin importar la temperatura ambiente lo cual puede hacer el recorrido un poco cansador, pero vale la pena el esfuerzo.

El lugar fue declarado patrimonio de la UNESCO, su construcción costó aproximadamente 250 millones de dólares y se completó en el 2001.
Los costes anuales de mantenimiento de los jardines ascienden a 4 millones de dólares, con más de 100 jardineros y 8 sistemas de riego con aprovechamiento del agua.
Estos gastos son financiados exclusivamente por miembros de la religión Bahai que promueve la paz mundial y la creación de una única comunidad mundial basada en la justicia y la igualdad; sólo acepta donaciones de la comunidad Bahai.

                                  

0 comentarios:

Publicar un comentario