viernes, 1 de agosto de 2014

Espostoa lanata

Espostoa lanata (Kunth) Britton & Rose

· Nombres comunes: viejo de Perú, Cirio velloso
· Sinónimos más frecuentes: Cactus lanatus Kunth, Espostoa hylaea F.Ritter.
· Familia: Cactáceas
· Origen geográfico: sur de Ecuador y norte de Perú
· Planta: cactus de columnas blancas que pueden rebasar los 2 m de altura, en maceta. Se ramifican desde la base, y constituyen matas espectaculares. Cuerpo de piel verde, columnar y erecto, de 2 m de altura y de hasta unos 12 cm de diámetro, y ramificado en la parte alta. Tiene entre 20-30 costillas redondeadas y poco prominentes, sobre las que se disponen las aréolas, de color blanco y forma redondeada, separadas entre sí unos 5 mm. El tallo está completamente cubierto por pelos suaves de 1-2 cm de longitud, de color blanco o amarillo pálido
· Hojas: cada aréola posee unas 12 espinas, cortas, aciculares, de entre 4-7 mm de longitud y de color variable entre amarillo, rojizo o blanco amarillento, con brillo vítreo. En las aréolas más altas pueden presentarse 1-2 espinas centrales de hasta 8 cm de longitud
· Flores: blanca y pequeña, mide unos 3,5-5 cm de longitud, inmersa en un pseudocephalium prominente en un lado de la parte más alta de los tallos, pericarpio escamoso y tubo velloso
· Floración: nocturna en verano o incluso a principios de otoño, depende de la temperatura
· Fruto: baya jugosa y comestible
· Longevidad: varios decenios, en maceta
· Temperatura: en invierno es conveniente que la temperatura no baje de 7 ºC, sobre todo si la humedad ambiente es alta. En lugares secos puede resistir algo de frío
· Exposición: vegeta bien tanto al sol como bajo un ligero sombreado
· Suelo y sustrato: para cactáceas y un 20 % de grava fina para mejorar el drenaje
· Abonado: abril-septiembre, añadir quincenalmente abono en riego para cactáceas
· Humedad ambiente: reducida sobre todo en invierno
· Riego: algo más restringido que para la media de los cactus. Cada 8-10 días en primavera-verano; cada 15 días, en otoño y no más de dos riegos ligeros, durante el invierno. Regar muy someramente porque la base se pudre con facilidad
· Propagación: mediante semillero, o bien, esqueje
· Plagas y enfermedades más frecuentes: podredumbre de las raíces
· Otras recomendaciones: trasplantar cada dos años, en primavera. Una buena ventilación evita que se deposite polvo entre las púas. Eliminar el polvo de vez en cuando con un secador con aire frío. Exponerlo al menos una vez durante el verano a una lluvia fina y tibia, de modo que se humedezcan naturalmente los pelos que revisten los tallos. Dejar que se seque perfectamente antes de volverla a meter en casa. Cubrir la superficie con una fina capa de grava pequeña, a fin de evitar que se manche la base e los tallos con sustrato

0 comentarios:

Publicar un comentario