martes, 6 de diciembre de 2016

Pellaea viridis

Pellaea viridis (Forssk.) Prantl

· Nombres comunes: desconocidos
· Sinónimos más frecuentes: Pteris viridis Forssk.
· Familia: Adiantáceas
· Origen geográfico: Australia



· Planta: helecho con rizoma corto, cubierto de páleas estrechas; tiene frondes plumosos, erecto, en grupos, de 25-40 cm de longitud, estípite de 10-25 cm de longitud, de color marrón oscuro brillante y con escamas en la base similares a las del rizoma y, por tanto, un aspecto semejante al de los demás helechos. Especie más resistente de este género. Rizoma corto y escamoso
· Hojas: lámina de cuero, por lo general 2-pinnadas, a veces 3-pinnadas hacia la de base; pinnas alternas, lanceoladas a ovadas, de 1-4 cm de longitud, 0,7-2 cm de diámetro, segmento terminal de las pinnas no articulado y decurrente, márgenes minuciosamente crenado; bases en general truncadas a veces con la difusión de lóbulos basales, con las pínnulas triangulares y la terminal más grande. Con largos pecíolos foliares de color rojo-negro y hojas triangulares, de color verde oscuro. Raquis pubescente
· Flores: los helechos no producen flores
· Semillas: por esporas globosas, reticulado-espinulosas a lisas
· Longevidad: de 2-5 años, en casa
· Temperatura: todo el año a temperatura media, sin reposo
· Exposición: intensa, pero no sol directo. Acepta ligera penumbra
· Suelo y sustrato: mezcla de cultivo formada por turba, arena y vermiculita a partes iguales, o bien dos partes de mantillo de hoja, una de mantillo, una de turba y una de arena. Prefiere sustratos húmedos y con pH ácido, aunque no requiere un suelo tan ácido y húmedo como el exigido por casi todos los helechos
· Abonado: una vez al mes debe suministrarse abono en riego poco concentrado
· Humedad ambiente: si se supera los 21 ºC es conveniente colocar debajo de la maceta una manta porosa higroscópica y si se toma la opción de colocar un plato lleno de cascajos húmedos se debe realizar bien, ya que un mal uso provoca la asfixia de las raíces. No mojar el follaje
· Riego: sufre con las alteraciones hídricas, por lo que debe de mantenerse el mantillo continuamente húmedo evitando los encharcamientos de agua que originan la podredumbre de las raíces; asimismo, también temen el déficit de agua
· Propagación: mediante división del rizoma en primavera
· Plagas y enfermedades más frecuentes: áfidos, cochinillas, cochinilla algodonosa
· Otras recomendaciones: trasplantar en primavera sólo si las raíces han ocupado por completo el contenedor. Con unas tijeras, cortar regularmente el follaje seco



0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada