domingo, 29 de junio de 2014

Asparagus asparagoides

Asparagus asparagoides (L.) Druce

· Nombres comunes: smilax, camila, medeola
· Sinónimos más frecuentes: Medeola asparagoides L., Asparagus medeoloides (L.f.) Thunb
· Familia: Asparagáceas (tradicionalmente Liliáceas)
· Origen geográfico: sur de África
· Planta: especie angiosperma. Trepadora, colgante, perenne de 3 m de altura de raíz tuberosa con los cladofilos en forma oval. Tallo largo, filiforme y sermentado, de hasta 1,8 m. Los rizomas poseen numerosos tubérculos, llegando a formar una masa densa a 5-10 cm. de profundidad, se estima que el 85 % de la biomasa es subterránea. Considerada como mala hierba, puede ocasionar problemas en huertas y jardines descuidados
· Hojas: los cladodios son verdes, de 1-7 cm de longitud y de 4-30 cm de diámetro, amplios en las base con la extremidad acentuada
· Flores: blancas perfumadas y nacen de dos en dos en la axila de las hojas
· Floración: entre agosto y septiembre
· Fruto: pequeña baya esférica
· Semillas: germinan en otoño o invierno temprano entre 10-20 ºC
· Longevidad: más de 10 años en exterior. Es muy difícil su cultivo como planta de interior, pero a veces se recomienda para los conjuntos colgantes
· Temperatura: óptima del cultivo 15 ºC, pero puede desarrollarse entre 5-30 ºC. Las bajas temperaturas disminuyen la velocidad de crecimiento. En los cultivos de invernadero el rendimiento se ve incrementado pero la calidad de la vegetación disminuye
· Exposición: intensa aunque no el sol directo, tolera parcialmente la sombra. En zonas de clima suave se cultiva muy bien bajo umbráculo. Un exceso reduce la intensidad del color verde del follaje
· Suelo y sustrato: mezcla a base de 4 partes de turba rubia y 1 parte de poliestireno expandido, perlita o arena fina en casos muy particulares, ya que puede hacer perder propiedades a la turba. Requiere un sustrato arenoso, rico en materia orgánica y bien drenado. El pH se debe mantener neutro y tiende a la acidez en suelos con textura arenosa. Un exceso de caliza activa produce clorosis en el follaje
· Abonado: cada 15-20 días desde abril hasta septiembre añadir una cucharadita de abono granulado de liberación controlada del tipo 1:0,2:1, es suficiente para toda la temporada
· Humedad ambiente: el nivel higrométrico ambiental óptimo es de 85-90%. Un descenso brusco de la humedad provoca alteraciones colorimétricas en los cladodios
· Riego: mantener el sustrato húmedo, menos en invierno, sobre todo en el caso de ser bajas las temperaturas, en ese caso regar sólo en días sin heladas, o bien, mantener el cepellón seco por debajo de los 14 ºC
· Propagación: mediante semillero, en abril. Por división de mata, la reactivación a veces resulta lenta
· Plagas y enfermedades más frecuentes: sometida a la araña roja, que provoca manchas claras en las hojas, y también a la cochinilla
· Otras recomendaciones: para que adopte una forma de mata compacta conviene pinzar rápidamente los brotes jóvenes

0 comentarios:

Publicar un comentario