lunes, 23 de junio de 2014

Alocasia sanderiana

Alocasia sanderiana W.Bull

· Nombres comunes: alocasia
· Sinónimos más frecuentes: Schizocasia sanderiana (W.Bull) Engl.
· Familia: Aráceas
· Origen geográfico: sureste asiático (Filipinas)
· Planta: tuberosa, los pecíolos salen directamente del rizoma. Por su pequeño volumen y su gran valor decorativo, se considera una de las mejores para adaptarse relativamente bien en interior
· Hojas: grandes en forma de flecha, ápice acuminado, brillantes de intenso color verde metálico, con grandes nerviaciones muy pronunciadas en blanco plateado con bordes ribeteados en este mismo color y muy lobulados. Envés púrpura y pecíolos de 30-40 cm de longitud
· Flores: una espata envuelve al espádice. Es una espata tubulada que tiene un ligero aroma
· Floración: florece en verano, pero en interior rara vez lo hace
· Fruto: baya
· Longevidad: de 1-2 años en casa, más de 15 años en galería o invernadero
· Temperatura: entre 17-24 ºC; temperatura mínima de unos 15 ºC
· Exposición: de sol tamizado a sombra. Evitar el sol directo
· Suelo y sustrato: mezcla de cultivo a base de 4 partes de turba rubia y 1 parte de poliestireno expandido, perlita o arena fina en casos muy particulares, ya que puede hacer perder propiedades a la turba. Otra mezcla que se puede emplear con muy buenos resultados es la constituida por 2 partes de fibra de coco, 2 partes de turba y una parte de perlita. Muy drenante
· Abonado: con fertilizante bajo en nitrógeno una vez al mes desde la primavera hasta el otoño. No abonar durante el resto del año
· Humedad ambiente: alta; rociar agua con un vaporizador, o bien, colocar debajo de la maceta una manta porosa higroscópica y si se toma la opción de poner un plato lleno de cascajos húmedos se debe realizar correctamente, ya que un uso incorrecto provoca la asfixia de las raíces. Pulverizar por las mañanas de manera que las hojas, al llegar la noche, se encuentren secas. La mayoría prefieren que las temperaturas nocturnas sean más bajas por lo que el exceso de humedad y bajas temperaturas es un caldo de cultivo de enfermedades
· Riego: mantener la tierra siempre mojada, pues la planta no tolera la sequía. Un exceso de riego en primavera puede provocar podredumbre del rizoma
· Propagación: por rizomas en primavera
· Plagas y enfermedades más frecuentes: áfidos, cochinillas, araña roja y botritis
· Otras recomendaciones: las hojas deben de limpiarse muy a menudo para retirar el polvo acumulado o los posibles restos blanquecinos del agua de riego. De esta forma la hoja esta brillante y se evita la obstrucción de los poros. Para limpiarla se debe utilizar un trapo suave o un trozo de algodón empapado en agua sin cal que esté un poco templada. Hay que sujetar la hoja con una mano por debajo mientras se limpia o se corre el peligro de que se pueda romper. En interior se debe colocar esta planta fuera de las corrientes de aire

0 comentarios:

Publicar un comentario