viernes, 26 de agosto de 2016

Euphorbia balsamifera

Euphorbia balsamifera Aiton

· Nombres comunes: tabaiba dulce
· Sinónimos más frecuentes: Tithymalus balsamifer (Aiton) Haw.
· Familia: Euforbiáceas
· Origen geográfico: islas Canarias, Somalia, Arabia meridional



· Planta: especie suculenta provista de un tallo grueso y ramificado, de color gris claro y que puede alcanzar hasta 2 m de altura
· Hojas: se disponen en la extremidad de las ramificaciones y lo hacen en forma de roseta, son gruesas y carnosas, lanceoladas u ovalado-oblongas, de color gris cerúleo; miden entre 18-24 cm
· Flores: se diferencia del resto de especies por la inflorescencia con una sola flor terminal, para ser más exacto a un ciatio subsésil, de unos 6 mm de diámetro, verde amarillento; glándulas nectaríferas 5, elíptico-oblongas, sin apéndices, amarillas, tocándose unas a otras
· Floración: invierno
· Fruto: cápsula subglobosa, con los lóbulos poco marcados, de 9 x 11 mm, pubescente al principio, sobre un pedicelo muy corto
· Semillas: subglobosas, lisas, de unos 3 mm de longitud, sin carúnculo



· Longevidad: bastante longeva, pasa de los 10 años, en casa
· Temperatura: durante todo el año puede vivir a 18-22 ºC, no por debajo de 10 ºC
· Exposición: emplazamiento soleado
· Suelo y sustrato: ha de estar formada por una parte de mantillo orgánico, una de turba y dos de arena. En el fondo de la maceta hay que disponer de una capa drenante
· Abonado: solamente entre 1-2 aplicaciones durante el período vegetativo, mediante abono granulado de liberación lenta
· Humedad ambiente: evitar atmósferas demasiado secas durante el invierno, alejarla de los radiadores. A mediados de la primavera, vaporizar el follaje con llovizna fina y tibia, para limpiarlas, sin embargo no dejarlas fuera varios días con tiempo húmedo. Una lluvia persistente produce podredumbre
· Riego: durante el período vegetativo, en primavera-verano, moderadamente, mientras que en la época de reposo invernal sólo hay que evitar que el sustrato se seque por completo
· Propagación: fácil por semillas. Puede también por esquejes, pero resulta más difícil. Para ello, a final del verano se obtiene un esqueje apical que se sumerge en agua para detener la emisión de látex; posteriormente se deja secar durante algunos días, para plantarlo a continuación en una mezcla de turba y arena a partes iguales
· Plagas y enfermedades más frecuentes: especie sometida a podredumbre si se riega en demasía. Cochinilla y cochinilla algodonosa son sus principales parásitos animales
· Otras recomendaciones: especie fácil de cultivar, no necesita cuidados especiales y a veces incluso es mejor dejarla completamente a su aire. El trasplante se debe realizar en septiembre, aumentando paulatinamente el tamaño de las macetas hasta 20 cm. La homogeneidad de las temperaturas y el ritmo de riego favorecen un crecimiento regular. El crecimiento intermitente puede acarrear irregularidades en la silueta y afecta a la belleza de las plantas

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada