domingo, 7 de agosto de 2016

Echeveria derenbergii

Echeveria derenbergii J.A.Purpus

· Nombres comunes: echeveria
· Sinónimos más frecuentes: no tiene
· Familia: Crasuláceas
· Origen geográfico: sudeste de la sierra de Mixteca, estado de Oaxaca (México)



· Planta: de 5-8 cm de altura. Formada por un tallo con una o varias rosetas de hojas casi esféricas que pueden alcanzar un diámetro de 8 cm. Otras rosetas se forman en las axilas foliares de la planta madre, en la extremidad de ramas laterales cortas. Tallo corto o inexistente que sostiene una o varias rosetas de hojas
· Hojas: numerosas, en forma de espátula y anchas con su forma apical de forma más o menos redondeada, acabando en un mucrón rojizo. El resto de la hoja de color verde claro con pruinosidad blanco gris, a excepción de los márgenes, más o menos rojizos. Cara superior plana, mientras que la inferior es convexa. Mide 2,5-4 cm de longitud y 2-2,5 cm de anchura
· Flores: acampanadas, como casi todas las de este género, de 11-15 mm de longitud, de color rojo amarillo o casi amarillo, dispuestas en un racimo que crece doblado hacia un lado y contiene 5 o más flores. La inflorescencia mide 8-10 cm de altura. A lo largo del escapo floral existen brácteas ovales dispuestas casi en paralelo a él
· Floración: en los últimos mes del invierno



· Longevidad: de 3-7 años
· Temperatura: le interesa pasar invierno en un lugar fresco, no inferior a 10 ºC, pero evitando heladas
· Exposición: requiere emplazamientos soleados
· Suelo y sustrato: la mezcla de cultivo ha de estar formado por una parte de mantillo, una de turba y dos de arena gruesa. Es recomendable poner una capa drenante al fondo de la maceta y recubrir la superficie del sustrato con arena, a fin de evitar estancamiento de agua de riego
· Abonado: en el período vegetativo, abono en riego quincenalmente
· Humedad ambiente: prefiere ambientes secos. No vaporizar. Hay que evitar mojar las hojas, pues se pudren con facilidad
· Riego: generoso en primavera y comienzo del verano. Debe ser menos intenso a partir de julio, con lo que se consigue unos tonos rojizos que aumentan su atractivo. En invierno hay que darles poca agua e incluso mantenerlas en seco si la temperatura es baja



· Propagación: por separación de rosetas, en primavera, a partir de la planta madre se obtiene una roseta lateral junto con el tallo que la sostiene, se reduce su longitud a unos 2 cm y se planta en la mezcla de cultivo. O bien, por esqueje foliar, para ello se separan las hojas en primavera y se plantan en arena ligeramente humedecida
· Plagas y enfermedades más frecuentes: cochinilla algodonosa, tizón
· Otras recomendaciones: trasplantar cada primavera en macetas de 8-10 cm


2 comentarios: