viernes, 12 de febrero de 2016

Castillo de Neuschwanstein , Alemania

Nacido bajo el encargo de El Rey Loco en una época en la que castillos y fortalezas ya no eran necesarios, el Castillo de Neuschwanstein es una  construcción de ensueño rodeada por un hermoso paisaje, que compone  uno de los destinos turísticos más populares de Alemania.
Foto cedida por Vicen Vendetta. Alemania

El ambicioso proyecto de Luis II de Baviera comenzó a tomar forma en 1869 con el encargo del diseño del castillo a un escenógrafo teatral que, según las ideas del rey, proyectó un espacio más estético que funcional.
A pesar del aspecto medieval con el que se construyó el castillo, éste incorporó numerosas modernidades para la época. Contaba con calefacción central de aire caliente, luz eléctrica, agua corriente caliente y fría, desagües automáticos e incluso una línea telefónica.
Neuschwanstein es una construcción que refleja los ideales y anhelos del rey Luis II. Construido como un mundo imaginario y poético en el que podía refugiarse y soñar, el castillo cuenta con pinturas inspiradas en las óperas de Richard Wagner, a quien el rey admiraba hasta límites insospechados.
El castillo cuenta con 200 cuartos entre los que destacan llamativas estancias como la Sala del Trono, con 13 metros de altura, la Sala de los Cantores, que a pesar de su gran tamaño y su escenario no estaba dedicada a acoger fiestas de la corte, o bien el dormitorio del rey y la capilla, realizados en estilo neogótico.


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada