martes, 10 de noviembre de 2015

Dalia y poesía


Exquisito olor penetrante,
incremento de peculiar  café,
inverosímil de fidedigna fragancia;
reinaba la concordia y la armonía
en una época de un invernadero día
en la cafetería, Flor de Córdova.

Foto cedida por Beatriz Tomlinson
La trascendencia  invernal discernía
el frívolo lecho de mis pensamientos;
la reverencia  primaveral conmovía
la irisada fuente conyugal  de mis bríos .
¡Qué Bella flor de Dalia!

Foto cedida por Trammy Huynh. Australia
Flor de Dalia,
reinas en jardines de ámbitos humectantes,
bella flor silvestre de calor estival,
bella flor bucólica  de prados campestres,
tubérculo  carnoso de frigidez maternal;
prefieres vivir iluminada en lugares solares
y protegida del tenebroso vendaval.
Foto cedida por ki ka. Polonia
El floricultor te admira sensualmente,
satisfaces para ser glorificada estéticamente,
posees una innumerable atracción rústica
para arreglos ornamentales e florales;
flor de carmesí espiritual y magnánima ,
por naturaleza, eres admirable emblema
por tus hermosos y sensuales colores
y por tus aromas exuberantes .
¡Qué bella flor de Dalia!

                       
                 Cesar Enrique Martínez 

1 comentario: