martes, 20 de octubre de 2015

Margarita (Chrysanthemun leaucanthemum)

Cuenta la leyenda que vivía en una pradera verde una margarita muy hermosa. Destacaba entre todas las demás por la blancura de sus pétalos, ella sabiéndose hermosa se balanceaba con el viento haciéndose notar entre las demás flores.
Foto cedida por Елена Р. Rusia
Los insectos que revoloteaban por allí se acercaban a contemplar su belleza y ella orgullosa dejaba que se posaran sobre ella preocupándose de que al levantar el vuelo ninguno hiciera daño a ninguno de sus preciosos y preciados pétalos.
Las flores que la rodeaban le tenían envidia pues la veían tan hermosa y segura de sí misma que se sentían insignificantes a su lado. Todas querían parecerse a ella, anhelaban tener lo que ella poseía y la miraban con recelo.
Un buen día, mientras ella balanceaba como de costumbre una familia fue a comer al prado donde se hallaba. Los niños corrían a su alrededor con cuidado de no pisarlas y llegado un momento de la tarde la madre les propuso un juego. Tenían que buscar la margarita más hermosa de todas.
Foto cedida por Ina F. Alemania

Los niños dieron vueltas buscando la flor más hermosa hasta que la vieron a ella,  le cortaron el tallo y ella que había oído la conversación se sintió orgullosa de haber sido la elegida. Los niños le llevaron la flor a la madre y esta les dijo que tenían que ir arrancando pétalos y alternando un me quiere, no me quiere.
La margarita vio horrorizada como sus pétalos empezaban a desaparecer entre las risas de los niños. Y antes de morir soltó una lágrima, las últimas palabras que oyó fue un me quiere.

0 comentarios:

Publicar un comentario