martes, 20 de octubre de 2015

Humedal cerca de Caceres, en el estado de Mato Grosso Brasil


Caminas entre tormentas al empezar andar,
creas sensaciones y sentimientos que un día recordarás,
vuelas tan alto que ni los pájaros te verán,
sientes ese cosquilleo llamado la dulce libertad.

Nubes de gominolas no dejan de llegar,
en nubes de azúcar se convertirán.
Sueña en ese lugar donde quieres viajar,
y Aladino el viejo te hará llegar.
 
Foto cedida por Arlete Alcântara. Brasil
Caminas entre relámpagos al dejar de andar,
rescatas sentimientos que quizás habrías de olvidar,
y se pierden aquellos que te han hecho viajar,
acaricias el amargo sabor de no saber suspirar.

Nubes de gominolas no dejan de llegar,
en nubes de azúcar se convertirán.
Sueña en ese lugar donde quieres viajar,
y Aladino el viejo te hará llegar.

Mil colores te llenan en este viaje,
unos te endulzan y otros amargarán,
todos ellos algo tienen de espacial,
guarda todos ellos en tu bolsa especial.


                                     Plantukis

4 comentarios:

  1. precioso el poema.
    Al decir Caceres pensaba que era aquí en extremadura.
    abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi tambien me pasa con Valencia de Venezuela. A mi me gusta como me quedó este poema, estoy feliz de haberle dado voz.

      Eliminar
  2. Me alegro de que estés feliz.
    Aveces hay que arriesgar para saber cómo queda o el éxito que tiene.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy feliz por lo que escribí, hay acciones que te gustan y a mi esa en particular.

      Eliminar