jueves, 28 de agosto de 2014

Asteráceas

Asteráceas

· Distribución: cosmopolita, desde zonas frías hasta los trópicos, pasando por las zonas templadas y sub-tropicales. Son especialmente frecuentes en número de especies o número de individuos en las regiones áridas o semiáridas abiertas y las regiones montanas, de latitudes subtropicales o templadas
· Planta: herbácea, rara vez árbol, arbusto o liana. Muchas especies presentan látex y también aceites esenciales. Pueden o no ser resinosas. Las hojas, en general, están bien desarrolladas, en algunos casos se hallan muy reducidas. En general no son plantas suculentas. Pueden ser anual, bienal o perenne, con roseta basal o sin ella. Existen especies hidrofíticas, ciertas especies de Bidens o Cotula, que presentan hojas sumergidas y emergentes. Por otro lado, existen especies helofíticas, mesofíticas y xerofíticas. Esta familia contiene unas 2000 especies y comprende géneros como Ageratum, Chrysanthemum, Delairea, Gynura, Kleinia, Mikania, Pericallis, Senecio aquí tratados
· Hojas: alternas y espiraladas, menos frecuente opuestas, raramente verticiladas. Pueden ser herbáceas, carnosas, coriáceas o membranosas y estar más o menos modificadas en espinas. Pueden ser pecioladas o sésiles, con o sin glándulas, aromáticas, fétidas o sin olor marcado. En relación a la morfología, las hojas pueden ser simples o compuestas, ocasionalmente peltadas. La lámina foliar puede ser entera o disectada, pinnatífida o palmatífida, a veces espinosa. En general carecen de estípulas. Los márgenes de la lámina foliar pueden ser enteros, crenados, serrados o dentados; planos, revolutos o involutos. Las hojas no presentan un meristema basal persistente. En la mayoría la nerviación foliar comprende una nervadura media y nervaduras laterales más o menos similares, es decir, de nerviación pinnada
· Inflorescencia: en capítulo, racimosa o abierta en la que el pedúnculo se ensancha en la extremidad formando un disco algo grueso, llamado receptáculo común o clinanto, que puede ser plano o cónico. Este receptáculo común se halla rodeado por una o más series de brácteas. Sobre éste órgano se disponen las flores sésiles acompañadas o no por sus correspondientes brácteas. Los capítulos pueden tener sólo flores tubulosas, o flores tubulosas en el centro y bilabiadas hacia afuera, las últimas femeninas o estériles y las primeras masculinas o bisexuales, o sólo flores liguladas, con los lóbulos de la corola valvados. Si tienen sólo flores tubulosas, éstas pueden ser todas bisexuales, o puede ser una mezcla de flores femeninas estériles con bisexuales estaminadas, en el mismo capítulo o en capítulos diferentes. Los capítulos, a su vez, pueden agruparse en inflorescencias compuestas diversas, determinadas, terminales o axilares
· Flores: pequeñas, hermafroditas o, en ocasiones, funcionalmente unisexuales o estériles. Por su simetría pueden ser tanto actinomorfas como zigomorfas. Por el número de piezas que componen cada ciclo, las flores de las compuestas son pentámeras. Hipanto ausente. El cáliz es nulo o bien los sépalos están profundamente modificados, formando un papus o vilano, de 2 a muchas escamas, cerdas o pelos, persistentes, a veces connadas. El papus puede ser piloso, diminutamente barbado, o plumoso. La corola es gamopétala, los 5 pétalos pueden unirse entre sí formando un tubo con 4 o 5 lóbulos, la flor se denomina tubulosa o flósculo, o dos grupos de pétalos unidos en el caso de las flores bilabiadas, con un labio superior formado por 2 pétalos y un labio inferior formado por 3 pétalos, o pueden presentar un tubo corto y el limbo prolongado lateralmente en una lígula con 3 o 5 dientes, flores liguladas. Androceo con 5 estambres, los cuales alternan con los lóbulos de la corola. Los filamentos, separados entre sí, se hallan insertos en el tubo de la corola. Las anteras basifijas se unen entre sí, muchas veces con apéndices apicales o lóbulos basales, formando un tubo alrededor del estilo en el cual el polen es liberado, y el estilo entonces crece a través de este tubo, empujando hacia afuera o tomando el polen, con pelos variadamente desarrollados, después de lo cual los estigmas se vuelven receptivos. Las anteras presentan dehiscencia longitudinal e introrsa. Los granos de polen usualmente son tricolporados. El gineceo es de 2 carpelos connados, ovario ínfero, unilocular. Con un solo óvulo anátropo, con un tegumento y un delgado megasporangio. Placentación basal. Pistilo con un estilo que usualmente posee en su ápice un nectario. Estilo dividido distalmente en 2 ramas estilares que presentan papilas estigmáticas en su cara adaxial dispuestas en 2 líneas separadas o bien, en una sola banda continua
· Fruto: generalmente se describe como aquenio. No obstante, por definición los aquenios son frutos secos, uniseminados, derivados de ovarios unicarpelares y súperos. Los ovarios de las Asteráceas, por el contrario, son bicarpelares e ínferos. Por esa razón los frutos se describen correctamente como cipselas. La morfología del ovario durante la floración es marcadamente diferente de la morfología del fruto maduro que deriva de tal ovario. En la mayoría de las especies de la familia las cipselas son más o menos isodiamétricas en sección transversal, mientas que en algunas especies es lenticular a elíptica. Tales frutos se dicen comprimidos si el eje mayor de la sección transversal es más o menos paralelo a un radio del capítulo o aplanados radialmente si el eje menor de la sección transversal del fruto es paralelo a un radio del capítulo
· Semillas: Es exalbuminada y el endosperma es escaso o inexistente

0 comentarios:

Publicar un comentario