sábado, 14 de junio de 2014

Poáceas (Gramíneas)

Poáceas (Gramíneas)

· Distribución: cosmopolita
· Planta: hierba, si bien puede ser leñosa como el bambú tropical, cespitosa, rizomatosa o estolonífera. Por la duración de su ciclo de vida puede ser anual, bienal o perenne. Las gramíneas anuales, como es lógico suponer, se propagan una sola vez durante su ciclo vital como es el caso del trigo. Las especies perennes, en cambio, pueden propagarse varias veces (una vez al año, normalmente) o una sola vez. En el
 primer caso las especies se denominan iteróparas como la mayoría de las especies de pastos y en el segundo caso, semélparas como es el caso de las diferentes especies de bambúes. Se tratan géneros como Bambusa, Oplismenus, Pogonatherum. Los macollos o macollas son la unidad estructural de la mayoría de las especies de gramíneas. Se forman a partir de las yemas axilares o secundarias del meristema basal del eje principal. Cada uno de estos brotes secundarios o macollos inician su aparición cuando las plantas presentan entre dos y tres hojas. Cada uno de ellos, luego de producir sus primeras hojas, genera su propio sistema radicular. La suma o adición de macollos es lo que conforma la estructura y la forma de una planta de gramínea. Cuando las gramíneas se hallan en estado vegetativo producen continuamente nuevos macollos y hojas. Cada macollo, a su vez, comenzará en su momento a producir nuevos macollos. Con más de 670 géneros y cerca de 10.000 especies descritas, las gramíneas son la cuarta familia con mayor riqueza de especies después de las Asteraceae, orquídeas y Fabaceae


· Hojas: alternas, dísticas, compuestas típicamente de vaina, lígula y limbo. La vaina rodea apretadamente al tallo, sus márgenes se superponen pero no se fusionan entre sí, sólo ocasionalmente pueden ser encontradas formando un tubo. La lígula es un pequeño apéndice membranoso, o raramente un grupo de pelos, situado en la zona de unión del limbo con la vaina, en la parte adaxial. Limbo simple, usualmente lineal, con nerviación paralela
 · Inflorescencia: pequeña espiga formada por una o más flores sentadas o sésiles sobre un raquis articulado, a menudo brevísimo, llamado raquilla y protegido por brácteas estériles denominadas glumas. Este tipo de inflorescencia recibe el nombre de espiguilla. Las flores pueden ser hermafroditas o unisexuales y presentan un perianto rudimentario de 2 ó 3 piezas, las lodículas o glumélulas. Estas lodículas son los órganos que, al ponerse turgentes, determinan la apertura del antecio o casilla floral durante la floración, permitiendo que se expongan los estigmas plumosos y los estambres. Los antecios están formados por la lemma, adherida a la raquilla, y la pálea insertada sobre el eje floral que nace sobre la raquilla en la axila de la lemma y soporta a los órganos florales propiamente dichos. La lemma tiene forma de quilla, puede ser mútica o aristada, y abraza a la pálea con sus bordes. La arista nace en la extremidad de la lemma o en su dorso. La pálea o glumela superior es lanceolada, binervada y es como una tapa que encierra a la flor. Las glumas están insertadas sobre la raquilla, una más abajo que la otra


· Flores: desnudas, carecen de cáliz y corola, pero están acompañadas generalmente por dos (raramente tres) pequeñas piezas escamosas traslúcidas, denominadas lodículas, que constituyen un resto de perianto. La flor puede ser hermafrodita o unisexual. En muchos géneros los antecios llevan flores hermafroditas, salvo las superiores que son masculinas. Otras veces hay espiguillas masculinas y espiguillas femeninas en la misma planta, como es el caso de Zea mays, especie diclino monoica o en plantas distintas. Las lodículas parecen ser restos de un perianto trímero y todavía existen 3 lodículas. La turgencia de las lodículas determina la apertura del antecio permitiendo la salida al exterior de los estambres y estigmas, momento que se denomina floración o antesis. Las flores o están comprimidas lateralmente de forma que la lemma y la pálea se observen a uno y otro lado de la cara comprimida, o están comprimidas ventralmente de forma que cada cara comprimida posea a la lemma o a la pálea. El androceo en las gramíneas es cíclico y en general trímero, es decir, está compuesto por tres estambres, o un múltiplo de tres. El número más frecuente de estambres es 3, pero en muchas especies de Oríceas y de Bambúseas hay de 6-9, a veces más. Las anteras son basifijas, biloculares y se insertan sobre filamentos delgados y más o menos largos. Los granos de polen son relativamente pequeños, con paredes muy tenues, livianos, tienen un sólo poro germinativo y están adaptados a ser llevados por el viento desde los estambres hasta los estigmas de otras plantas. El gineceo está formado por un ovario globoso, piriforme o fusiforme, generalmente bicarpelar, unilocular, con dos estilos cortos y estigmas plumosos. Cuando hay 3 carpelos, la pieza adaxial es fértil. En Euchlaena y Zea existe un solo estilo acrescente. Dentro del ovario, súpero, hay un solo óvulo anfítropo o semi-anátropo, subapical o casi basal, de placentación parietal. Algunos pastos tienen óvulos péndulos, átropos. La pared del megasporangio puede ser delgada o gruesa. En muchas especies de gramíneas existen flores cleistógamas en inflorescencias reducidas situadas en las axilas de las hojas inferiores
· Fruto: en cariopse, fruto seco indehiscente, con una semilla
· Semillas: la testa está soldada con el pericarpio, formando una envoltura muy delgada. Esta envoltura encierra al embrión y al albumen o endosperma

0 comentarios:

Publicar un comentario